Píldora 24

Un caso peliagudo.
www.caprahispanica.com

Primavera. Está usted en pleno safari de aves. Lleva un rato andando, por un páramo de altura, a la búsqueda de aves para identificar. De repente, localiza varias avecillas picoteando entre la hierba alta de un prado. Las lluvias han hecho su trabajo. Se encuentran lejos y a contraluz, picoteando y correteando entre las altas hierbas que tapan, casi por entero, sus cuerpos. Rachas de viento anárquicas sacuden el paraje. En lugar de una sola especie incógnita, tiene varias para identificar. Al ser una zona abierta, no se atreve a acercarse más por temor a ahuyentarlas. No puede distinguir bien las marcas de campo, pues se ven desvirtuadas por el fulgor del contraluz. Aun estando el escenario y las aves en malas condiciones de avistabilidad, aún puede valorar algunas marcas de campo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colección Básica de aves montanas

Alondras en el Páramo de los Puertos de Beceite