Píldora 29

El dilema del Observador.
www.caprahispanica.com

Observe con calma al ave. Aquí entraríamos en el dilema cuántico de si el observador afecta el comportamiento del observado. Depende. Con camuflaje o en coche, siempre con paciencia y movimientos en calma, se atenúa mucho. Cuanto más se signifique usted mediante ropa y comportamientos poco cuidadosos, más influirá en el comportamiento del ave. Cuide mucho este aspecto tanto porque puede ahuyentar el ave incógnita como porque puede afectar su conducta. La conducta del animal debe ser lo más espontánea posible, sometida a la selección natural, para poder valorarla como marca de campo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Colección Básica de aves montanas

Alondras en el Páramo de los Puertos de Beceite